La empresa debe tener espacio para aquello que puede representar un beneficio intangible, pero que sea indicativo de la preocupación de la organización por el bienestar de sus empleados.

El aislamiento puede provocar un impacto en nuestra salud mental. La pérdida de la rutina habitual y la reducción del contacto social y físico con otras personas conllevan efectos psicológicos negativos.

Para mitigar las consecuencias del confinamiento es importante la realización de tareas que aminoren la soledad y el aburrimiento. Este tipo de situaciones genera una tormenta emocional. El miedo es una de las emociones básicas que aparece con más frecuencia en situaciones de alarma (a perder nuestro trabajo, a enfermar, a perder a nuestros seres queridos, etc.).

Irritabilidad, depresión, incertidumbre

También es frecuente el sentirse irritable y que aparezca la ira (hacia los políticos, hacia los ciudadanos que se saltan las normas, hacia las compañías de servicios, etc.). Asimismo la pena y la tristeza también es muy frecuente ante la pérdida de seres queridos y la incertidumbre acerca de cuánto durará la situación. Todas las crisis son una oportunidad para el cambio. Las personas poseemos la capacidad de adaptarnos a situaciones adversas y superar circunstancias como la pérdida de un ser querido, la pérdida del trabajo, etc., es lo que se denomina resiliencia: asumir el dolor, aceptar la realidad y aprender de todo ello.

Creemos que éste punto es tanto o más importante que los dos anteriores y merecería casi que un capitulo aparte, pues el manejo óptimo de ello requiere de la exploración de muy “variopintos” tópicos que abarcan temas que pueden ir desde sugerencias para un manejo responsable de medios o noticias en redes sociales hasta el desarrollo de talleres de relajación para disminuir el estrés.

Coaching” para el buen clima laboral

Los miembros de la organización deben encontrar que, dentro de su empresa también hay espacio para aquello que puede representar un beneficio intangible, pero que sea indicativo de la preocupación de la empresa por el bienestar de sus empleados, con este objetivo se plantean actividades tipo talleres prácticos en oficios, manualidades y ocio creativo.

EL PLATO SALUDABLE – Promover una alimentación sana

Es curioso, pero se ha encontrado un aumento significativo en incapacidades laborales por problemas relacionados con la digestión, parece que la no obligación de asistir presencialmente al lugar de trabajo ha derivado en algunas “malas practicas” a la hora de comer, por ejemplo: comer a des-horas, saltarse comidas, abusar de la comida rápida, etc. Por este motivo, acompañar a las personas y alentarlas sobre los beneficios de una alimentación saludable e inteligente, es de suma importancia.

En este taller se tratarán temas relacionados con la planificación de menús, el reforzamiento de costumbres de alimentación saludable, los grupos alimenticios al comer, macroalimentos, etc.

Charla con nuestra experta de base, la doctora Alejandra Rúa, quien se encargará de aclarar dudas y proporcionar una guía clara de alimentación saludable, alejada de mitos y “Recetas o dietas milagrosas”

RUMBATERAPIA – Actividades y dinámicas para la salud física

Es evidente la relación cognitiva, física y emocional que el ejercicio tiene con las personas que lo practican; la actitud cambia, la idea de la imagen que tenemos de nosotros mismos se mejora ostensiblemente, nos fatigamos menos, se alejan pensamientos negativos, etc.

Sin embargo, a pesar de tan evidentes beneficios, es más probable que el trabajador no presencial haga aún menos actividad física, que la que desarrollaba cuando asistía a su puesto de trabajo normalmente. Algo anómalo que hay que evitar, ya que el empleado puede verse desmotivado, aburrido, o incluso deprimido ante la perspectiva de su nuevo entorno de trabajo plano, monótono. (y claro, adicional subir de peso).

Este taller es dirigido por un experto en entrenamiento físico y danza, y mediante un rato ameno y distensionado, los asistentes podrán aprender cómo fortalecer y mejorar el equilibrio, la postura, la fuerza, la resistencia y la flexibilidad muscular, etc. Además de bailar!, y todo dentro de casa.

Participantes en rumbaterapia

Estrategias de adaptación, “activo- positivas”Charla con terapeuta especializado en Bienestar emocional

El aislamiento puede provocar un impacto en nuestra salud mental. La pérdida de la rutina habitual y la reducción del contacto social y físico con otras personas conllevan efectos psicológicos negativos.

Para mitigar las consecuencias del confinamiento es importante la realización de tareas que aminoren la soledad y el aburrimiento. Este tipo de situaciones genera una tormenta emocional. El miedo es una de las emociones básicas que aparece con más frecuencia en situaciones de alarma (a perder nuestro trabajo, a enfermar, a perder a nuestros seres queridos, etc.).

También es frecuente el sentirse irritable y que aparezca la ira (hacia los políticos, hacia los ciudadanos que se saltan las normas, hacia las compañías de servicios, etc.). Asimismo la pena y la tristeza también es muy frecuente ante la pérdida de seres queridos y la incertidumbre acerca de cuánto durará la situación. Todas las crisis son una oportunidad para el cambio. Las personas poseemos la capacidad de adaptarnos a situaciones adversas y superar circunstancias como la pérdida de un ser querido, la pérdida del trabajo, etc., es lo que se denomina resiliencia: asumir el dolor, aceptar la realidad y aprender de todo ello.

Charla ACTIVA – PARTICIPATIVA impartida por psicóloga con enfoque CLÍNICO – COGNITIVO que aborda temas tales como: Aprendizaje resiliente, Aceptación activa, Adaptación positiva, Neuro – entrenamiento, Pantalla mental.